Una Ilustración y Una Historia para reflexionar


Este domingo, quiero compartirles esta ilustración que realicé con la técnica de acuarelas de la cual me he apasionado y también una historia para reflexionar que escribí ya hace un tiempo. 
Me encanta escribir por eso el nombre de mi blog: Los Versos y Reversos y poco a poco, estaré compartiendo con ustedes mis pequeñas inspiraciones.

La historia se llama:  Florecita

Había una vez una pequeña flor acabada de nacer. Desde que abrió su primer pétalo se veía que iba a ser la más hermosa de todo el jardín.
Las flores adultas la veían crecer con envidia, “Florecita”, nuestra pequeña flor sabía que había algo diferente entre ella y las demás flores pero no sabía que era.
Las florecitas de su edad tampoco la querían mucho porque veían que ella era muy hermosa y junto a ella, las demás se veían feas. Así que nadie quería ser su amiga.
Florecita se sentía triste y creía que era la flor más fea de todas, porque así la habían hecho sentir. Ella no quería tener ese color rosa fuerte tan hermoso y único, se preguntaba “¿por qué no soy pálida y con pocos pétalos como las demás?”

Hasta que un día, la dueña del jardín que la había visto desde que era un botoncito, la vio con su tallo caído y le dijo: Florecita, eres la más linda de todas las flores de aquí, ¿qué te pasa? ¿qué tienes? Tú no tendrías por qué estar triste si eres hermosa. Florecita la vio a los ojos y le dijo: Estoy muy triste por que nadie me quiere, soy la mas fea de todo el jardín, ¿cómo puedes decir que soy hermosa?.
La señora le dijo lo maravillosas que eran sus hojas, lo suave que eran sus pétalos, que el mundo era cruel y envidioso pero siendo bonita o fea debería ser feliz, entender a los demás, mostrar su humildad y que en ningún momento le haría daño a nadie.


La florecita dijo: Tienes razón, debo aprender a ser feliz como soy, además la vida de las flores es tan corta que no vale la pena vivir triste. -Es cierto: dijo la señora. En ese momento sonó el teléfono, la señora lo fue a atender y la hija de 3 años de la señora salió al jardín, vio la Florecita y la arrancó. La había escogido por ser la más bella. Florecita se sentía feliz y sonrió hasta que el último pétalo fue arrancado.

¿Qué te ha parecido la historia? ¿Estás de acuerdo que la vida es muy corta para dejar de ser felices todos los días?

Busca en el hashtag #DomingosIlustrados para ver más ilustraciones de otras bloggers es una iniciativa del creativo blog: Les Antoines


                   Image and video hosting by TinyPic

También te puede gustar

6 comentarios

  1. Me ha encantado la historia. Solo que el final me da un poco de pena, aunque la florecita sea feliz con ello.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Naikari. El final es triste...y sorpresivo pero nos enseña a ser felices a pesar de todo. Gracias por visitarme ;)

      Eliminar
  2. jooo que historia mas bella y triste , pero comparto la idea de que la felicidad tiene un costo y hay que aprender a arriesgarnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, hay que ser felices siempre con todos los defectos y virtudes!!

      Eliminar
  3. Mi madre siempre me ha dicho que la vida son dos días y que ya vamos por la mitad del primero, así que hay que aprovechar cada momento y disfrutarlo, aunque a veces sea difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con lo que dice tu madre, aprovechar cada momento, cada segundo cuenta. Gracias por visitarme y dejar tu comentario.

      Eliminar