Dinosaurio con plastilina casera


Estamos muy felices aquí en casa de participar nuevamente del Reto Infantil del blog: Manualidades con mis hijas, es un reto donde nos elegimos un material y los niños realizan una manualidad. Esta vez, el material fue ¡la plastilina! Uno de nuestros materiales favoritos.

Nosotros ya teníamos plastilina casera hecha con anterioridad cuando hicimos unos tiernos pollitos con ese material. Haz click aquí para ver como se hace la plastilina casera, es muy sencillo.

Así que mi nena para el reto, quiso hacer a "Nino" un dinosaurio que es un personaje que inventé hace tiempo...de vez en cuando, también escribo cuentos.


Les comparto ahora el cuento que se llama: 

 Un milagro de Cumpleaños


Nina era una curiosa niña de 7 años, adoraba explorar, conocer nuevos lugares y cada semana les pedía a sus papás, ir a un museo. El museo que más le gustaba era el de Historia Natural, había ido un par de veces y como el siguiente fin de semana era su cumpleaños número 8, le pidió a sus papás que la llevaran de nuevo, quería ver a los dinosaurios.

Al llegar el sábado, sus papás como se lo prometieron, llevaron a Nina al museo y cual sería su sorpresa al ver que toda el área de dinosaurios ¡estaba cerrada por remodelación! Nina estaba a punto de llorar, cuando un empleado del museo se le acercó y le dijo: ¿Porqué estás tan triste?, a lo que Nina respondió:  Porque hoy es mi cumpleaños y lo que pedí de regalo era visitar el museo y el área de dinosaurios que es la que más me gusta. El empleado, al ver la carita de Nina se acercó a ella y le dijo: “¡Qué pena! Pero para que no te quedes triste, te voy a dar un regalo de cumpleaños”.

Se fue a un área que tenía un letrero que decía: NO PASAR. Después de unos minutos, regresó con una bolsa de tamaño mediano y hecha de terciopelo rojo. Se la dio a Nina y le dijo: “Toma este regalo de cumpleaños de parte del museo de Historia Natural. Es un huevo de dinosaurio de hace 5,000 años”.
Nina abrió sus ojos grandes, ¡no lo podía creer! ¡Un huevo de dinosaurio! Era el mejor cumpleaños.
Abrazó al señor y por el resto del día se dedicó a cuidar al huevo de dinosaurio, al cual lo llamó Nino, el Dinosaurio.

Le hizo una camita cerca de la ventana, lo llevaba a pasear en su carrito de muñecas y hasta le hizo una camita. Así pasó el tiempo y un día, cuando regresó de la escuela, corrió a su cuarto y vio que el huevo ¡no estaba!. Bajó corriendo a buscar a su mamá y le preguntó por el huevo. Su mamá le dijo que la última vez que lo había visto era cerca de la ventana donde siempre lo dejaba.
Nina subió las escaleras rápidamente y al abrir la ventana, vio que el huevo se había caído al jardín y estaba roto.
Nina gritó y fue al jardín: el huevo estaba destrozado. La pequeña lloró y lloró.

Mientras Nina lloraba, un pequeño cuerpecito se acurrucó en sus piernas. Ella, al sentirlo, se limpió las lágrimas y vio a un pequeño ser de color verde que parecía un…DINOSAURIO. Lo cargó y dijo: “¿Eres tú Nino?”. El pequeño dinosaurio, la miró con ternura como si reconociera que lo había cuidado durante meses y Nina y Nino comenzaron a correr por el jardín con alegría.
Su mamá al oír los gritos, salió y vio a Nina y a su nuevo amigo, casi se desmaya del susto. Inmediatamente llamó a su esposo para contarle, quien a su vez, llamó a su amigo, que llamó a un científico, que llamó a un paleontólogo del museo y todos llegaron a ver a Nino, querían saber cómo había ocurrido ese fantástico hecho.
Tras varios estudios, pruebas y demás análisis, los expertos llegaron a la conclusión de que había sido: un milagro de cumpleaños y que Nino era una especie nunca antes descubierta de Stegosaurus miniatura, por lo que no había problema si Nina se lo quedaba en su casa.
Nino hacía shows en el museo de Historia Natural y de vez en cuando, iba a la escuela de Nina para que otros niños aprendieran como eran los dinosaurios de verdad.
Nino se convirtió en un dinosaurio tan famoso, que existe una estatua de él con Nina en el parque de la ciudad.

Autor : Adriana del Río


Espero compartas este cuento con tus niños y lo disfruten mucho. Si te interesa difundir este cuento (cualquiera que sea el fin) coloca siempre mi nombre como autora de este cuento.
¡GRACIAS!

Pasa aquí para ver otras manualidades del reto :D

También te puede gustar

10 comentarios

  1. Me encanta!!!! Retos superado. Besicos

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Karmela, agradezco mucho tu comentario. Mil gracias!!

      Eliminar
  3. Pero que cosa mas mona jaja estaríamos super contentas de que te pasaras por nuestro blog y recogieras un premio que te hemos dejado , espero te guste ^.^un beso de nuestro equipo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué sorpresa! Muchas gracias. Paso por ahí. Besos mil!

      Eliminar
  4. Me ha encantado el cuento Adriana, muy bonito.
    El dinosaurio también, jajaja, pero me ha sorprendido tanto el cuento que no puedo pensar en otra cosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Que chulo el dinosaurio, me pasé a ver los pollitos, supermonos, porque yo también hice unos con plastilina casera para el reto ;-) Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También vi los tuyos cuando visité tu blog, quedaron muy lindos! Gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario. BESOS

      Eliminar