Dulcero de Oso



En cuanto vi este envase...¡visualicé este dulcero con figura de oso! 
Te puede servir como recuerdo en una fiesta de cumpleaños, una manualidad escolar o bien, para darle un detalle a un amig@. 

Vamos a ver los materiales:


- 2 vasitos de natilla (de una marca conocida)
- Papel negro o foami negro para los ojos
- retazos de fieltro café oscuro, café mostaza y otro color para el moño
- tijeras
- pistola de silicón

Ahora sí, vamos a ver los pasos:

Con las tijeras corta el borde del vasito, no es nada difícil. Al principio pensé que estos vasitos eran muy rígidos.


En este segundo paso, corta un tira del fieltro color café oscuro y pégala con la pistola de silicón en la parte posterior de los vasitos. Esto servirá para que abra y cierre el oso.


Con el fieltro oscuro, corta dos orejas grandes y una pequeña nariz. Con el fieltro claro, corta dos orejas más pequeñas y la parte ovalada donde va la nariz.
Haz los ojos con el papel o foami negro, claro que también puede ser fieltro.
Para finalizar haz un pequeño moñito del color que tú quieras para ponerlo en su cuerpo.
Una vez cortadas las piezas, pégalas con la pistola de silicón.


Y ahora la parte divertida... ¡rellenar el osito con dulces!

Me encanta re-utilizar, si a tí también, tal vez te interese ver:

Corazón con pinzas de ropa
Mounstro de calcetín
Florero con envase de leche

También te puede gustar

11 comentarios

  1. Uy, que orginal, ja, ja. Además está súper gracioso.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Alba!! Queda muy simpático!! Jajaja!

    ResponderEliminar
  3. Una manualidad muy original y que jamás se me hubiera ocurrido. Muchas gracias por compartir :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho tu comentario!! Gracias por visitar mi blog :D

      Eliminar
  4. Madre del amor hermosoooo !! Que cukadaaaa aixxxx Adrianaaa siempre dandonos ese toquecito en nuestros corazones jaja , precioso y muy ingenioso, joo que chulada ^.^

    ResponderEliminar
  5. ¡Me encanta! No se me habría ocurrido nunca. Si es que hay que ver la de cosas que se pueden hacer utilizando aquello que tenemos por casa... hay un sinfín de posibilidades :-)

    ResponderEliminar
  6. Pues sí que es una buena idea, y encima reciclas. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué guay! No se me habia ocurrido reciclar los botes de las natillas.
    Te ha quedado genial, y la idea de dulcero, lo mejor.
    Un beso

    ResponderEliminar